14 feb. 2011

Cuando suspiras y me das de tu aliento...


Reir por nada. Soltar una sonrísa cada vez que le miras. Llorar sólamente de la rísa. Divertirse sin importar cómo lo hagas. Saltar de alegría aunque no sepas por qué. Hablar y hablar de lo felíz que eres. No dejar que nadie te arruine el día. ¿A que mola?, pues ese, ese será mi nuevo mundo